Derechos y deberes del alumno

Derechos de los alumnos

• Los alumnos tienen derecho a recibir una formación que les permita conseguir el pleno desarrollo de su personalidad de acuerdo con el modelo educativo propio de la escuela tal como está expresado en documento que define el carácter propio del centro.
• Los alumnos tienen derecho a una valoración objetiva de su rendimiento escolar, por lo que los profesores respectivos les informarán de los criterios de evaluación previstos en el proyecto curricular de la etapa respectiva, en el respeto a lo establecido en el currículo correspondiente.
• Igualmente, los alumnos o bien sus padres o tutores, tienen derecho a solicitar aclaraciones respecto a los resultados de las evaluaciones y las decisiones relativas a la promoción de un ciclo al siguiente, ya presentar las reclamaciones pertinentes.
• Estas reclamaciones deberán fundamentarse en lo inadecuado de las pruebas propuestas o bien en la aplicación incorrecta de los criterios y procedimientos de evaluación establecidos en la normativa vigente y en el proyecto curricular de la etapa que corresponda.
• Los alumnos tienen derecho a que se les respeten la libertad de conciencia y sus convicciones religiosas, morales e ideológicas, y su intimidad en relación con aquellas creencias y convicciones.

Deberes de los alumnos

• Los alumnos tienen el deber de respetar el ejercicio de los derechos y las libertades de los demás miembros de la comunidad educativa y, en particular, el ejercicio de las atribuciones propias de los profesores y de la dirección del centro.
• El estudio constituye el deber básico de los alumnos, que conlleva el aprovechamiento de las se-sus aptitudes personales y de los conocimientos que se imparten con el fin de lograr una buena preparación humana y académica. Este deber se concreta en la obligación de asistir a clase, respetar el calendario escolar y el horario establecido, realizar las tareas encomendadas por los profesores y respetar el ejercicio del derecho al estudio de sus compañeros.

El respeto a las normas de convivencia dentro del centro, como deber básico de los alumnos, se extiende a la obligación siguiente:

Adoptar un comportamiento acorde con el modelo educativo, tal como está definido en el carácter propio del centro.
• La imposición a los alumnos de las medidas correctoras y de las sanciones previstas en el presente reglamento será proporcionada a su conducta y tendrá en cuenta su edad y las circunstancias personales, familiares y sociales, tratando de contribuir al mantenimiento y la mejora de su proceso educativo.
• Se podrán corregir los actos de los alumnos contrarios a las normas de convivencia realizados dentro del recinto escolar o en actividades complementarias y extraescolares organizadas por el Centro, y también se podrán corregir o sancionar las actuaciones de los alumnos que, aunque realizadas fuera del recinto escolar, estén motivadas o directamente relacionadas con la vida escolar y afecten a sus compañeros u otros miembros de la comunidad educativa.

Algunas circunstancias pueden disminuir la gravedad de las actuaciones de los alumnos contrarias a las normas de convivencia. Son las siguientes:

• El reconocimiento espontáneo por parte del alumno de su conducta incorrecta.
• No haber cometido con anterioridad faltas ni conductas contrarias a la convivencia en el centro.
• La petición de excusas en los casos de injurias, ofensas o alteración del desarrollo de las actividades del centro.
• La falta de intencionalidad.
• Ofrecimiento de actuaciones compensadoras del daño.

Las circunstancias que pueden aumentar la gravedad de las actuaciones de los alumnos contrarias a las normas de convivencia son estas:

• Las que, por su naturaleza, conlleven discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo o la situación personal o social.
• Las que causen daños, injurias u ofensas a los compañeros de edad inferior o los incorporados recientemente en el centro.
• Las que indiquen premeditación o reiteración de la falta
• Las que supongan una acción colectiva o comporten publicidad manifiesta

El respeto a las normas de convivencia dentro del Centro, como deber básico de los alumnos, se extiende a la obligación siguiente:

• Adoptar un comportamiento acorde con el modelo educativo,

Correu escolar

Botiga Virtual

Eventos

Sin eventos
© 2016 Escola l'Oreig - Reproducció prohibida